Páginas

martes, 17 de septiembre de 2013

CROQUETAS DE TERNERA Y VERDURAS

INGREDIENTES PARA 35 UNIDADES:

500 gr de carne de ternera picada, 1 zanahoria grande, 1 pimiento verde, 2 dientes de ajo, 1 cebolla, 2 tomates rojos, 1 cuchara de canela, nuez moscada, sal, pimienta, 1 huevo, harina, pan rallado, leche, aceite de oliva, aceite suave para freír.

PREPARACIÓN:

Pelamos la cebolla y la zanahoria y picamos. Picamos el pimiento verde.
Ponemos una sartén al fuego con un par de cucharadas de aceite de oliva, cuando este caliente incorporamos la cebolla, rehogamos e incorporamos la zanahoria y el pimiento picado. Prensamos los dos dientes de ajo y se lo añadimos, rehogamos hasta que tengamos las verduras pochadas. Acto seguido incorporamos la carne picada y removemos para que la carne se reparta bien con todas las verduras. Salpimentamos y cocinamos hasta que la carne la tengamos cocida, lo que no nos llevará más de 10 minutos como máximo.
Mientra pelamos los tomates y los picamos. Una vez tengamos la carne cocida, incorporamos los tomates picados, rectificamos de sal y pimienta, añadimos un poco de nuez moscada y una cuchara de canela, rehogamos hasta tener los tomates deshechos. Incorporar 2 cucharadas de harina y cocinarla para que no sepa a crudo, ir incorporando leche poco a poco hasta que tengamos una consistencia cremosa para poder formar las croquetas. Retirar del fuego y dejar enfriar.
Una vez tengamos la farsa fría, podemos empezar a formar las croquetas ayudándonos de un par de cucharas. Batimos un huevo y le incorporamos un chorrito de leche, mezclamos.
Pasamos las croquetas por harina, después por el huevo batido y por último por el pan rallado.
Ponemos una sartén al fuego con un aceite suave y cuando esté bien caliente vamos friendo las croquetas por tandas. Escurrimos sobre papel absorbente y servimos.

Una forma de comer carne de ternera que a mucha gente mayor e incluso niños les cuesta. Una carne que nos proporciona proteínas, vitaminas, hierro y zinc entre otros nutrientes, necesarios para la asimilación y almacenamiento de la insulina, contribuye a la madurez sexual, ayuda al proceso de crecimiento y es beneficioso para el sistema inmunitario y la cicatrización de heridas.