Páginas

jueves, 23 de enero de 2014


CALABACIN RELLENO DE BACALAO CONFITADO


INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS:

4 calabacines, 1 cebolla, 2 dientes de ajo, 40 gr de queso azul, 300 gr de bacalao fresco, 1 copa pequeña de brandy, 3 cucharadas de crema de leche, sal, pimienta y aceite de oliva. Para la salsa: 1 vaso de crema de leche, 2 cucharadas de queso crema, sal, pimienta, vino blanco.

PREPARACIÓN:

Lavamos y cortamos el sombrero al calabacin, los vaciamos con un descorazonador. Ponemos agua a hervir con sal, y añadimos los cuerpos y tapas de los calabacines. Cocemos durante 10 minutes hasta que estén tiernos pero enteros. Escurrimos y reservamos.
Ponemos a confitar el bacalao en aceite a temperatura baja sin que llegue a hervir durante 20 minutos dependiendo del grosor del pescado.
Pelamos y picamos una cebolla. Colocamos una sartén al fuego y cuando esté caliente añadimos un par de cucharadas de aceite, e incorporamos la cebolla, sazonamos y pochamos. Cuando la cebolla esté transparente añadimos los dos dientes de ajo prensados y el interior de los calabacines, cocinamos hasta que los calabacines estén tiernos, momento en el que incorporaremos el coñac. Cuando evapore el alcohol, añadimos el bacalao sin su piel y sin ninguna espina a la farsa que hemos preparado. Incorporamos el queso azul y la crema de leche, damos un pequeño hervor y apartamos. Dejamos templar y rellenamos los calabacines.
Colocamos los calabacines en una bandeja de horno, rociamos con aceite de oliva.
Pre-calentamos el horno a 190 grados y horneamos los calabacines durante unos 15-20 minutos.
Preparamos una crema para acompañar los calabacines. Colocamos un cazo en el fuego con un vaso de crema de leche, dos cucharadas sopera de crema de queso y una copa de vino blanco, salpimentamos. Calentamos hasta que se disuelva el queso y se evapore el alcohol, damos un pequeño hervor y retiramos.
Servimos un poco de crema de queso en el fondo del plato, colocamos el calabacin relleno con su tapa y rociamos un un hilo de aceite de oliva virgen.

El bacalao es un pescado blanco bajo en grasas y rico en proteínas de alto valor biológico, además posee gran cantidad de vitaminas y minerales que interviene en la formación de los glóbulos rojos, en el funcionamiento del sistema nervioso, en la actividad muscular...
por otro lado tenemos el calabacin posee gran cantidad de agua, un alto contenido de vitaminas y minerales destacando la vitamina C y el potasio.