Páginas

jueves, 19 de junio de 2014


CALAMARES RELLENOS CON ARROZ


INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS:

12-16 calamares grandes, 2 cebollas, 4 dientes de ajo, 300 gr de champiñones, 100 gr de arroz redondo, perejil, sal, pimienta, aceite de oliva virgen, 1/2 vaso de vino blanco.


PREPARACIÓN:

Limpiamos bien los calamares por dentro y por fuera,separamos las patas y las aletas. Reservamos.
Pelamos y picamos una cebolla, picamos las aletas y las patas de los calamares y 2 dientes de ajo.
Limpiamos los champiñones y picamos unos cuantos para el relleno y los otros los dejamos enteros.
Ponemos una sartén al fuego con un par de cucharadas de aceite de oliva, incorporamos la cebolla y los ajos picados, rehogamos hasta que la cebolla este transparente, incorporamos los clamares y rehogamos. Cuando los clamares tomen color añadimos los champiñones picados, salpimentamos, salteamos y cocinamos ligeramente hasta que los champiñones tomen color. Añadimos el arroz y aprovechamos el agua que suelta para cocerlo, removemos y cocemos durante 18 minutos, si hiciese falta añadimos un poco de agua caliente. Espolvoreamos con perejil picado, removemos. Apartamos del fuego y dejamos entibiar. Cuando este a una temperatura que podamos manipular, rellenamos los calamares y cerramos el extremo con un palillo para no perder el relleno.
Pelamos y picamos muy fina una cebolla, laminamos dos dientes de ajo, reservamos.
Colocamos una cazuela al fuego con un par de cucharadas de aceite, cuando este caliente añadimos la cebolla y los ajos, cuando la cebolla este bien pochada, incorporamos los calamares rellenos, los marcamos para que se doren un poco, añadimos los champinones enteros, rectificamos de sal, incorporamos el vino blanco y dejamos cocinar tapado a fuego medio durante 30 minutos.

El calamar en un marisco que se encuentra dentro de los moluscos. El componente mayoritario es el agua, apenas tiene grasa, de manera que no aporta calorías. Sus proteínas son de alto valor nutricional. Además posee fósforo, potasio, hierro, sodio, magnesio, yodo y cloro. También nos aporta vitaminas del grupo B.
Por su parte, la cebolla por sus propiedades debería ser la base de todas nuestras salsas. Posee gran cantidad de fibra, ayuda a mejorar el tránsito intestinal, sin tener calorías. Contiene compuestos azufrados que nos permiten tener las vias respiratorias limpias de mocosidad cuando estamos resfriados. Contiene vitamina A y E y flavonoides, todos ellos de acción antioxidante que nos previenen de las enfermedades degenerativas.