Páginas

lunes, 16 de junio de 2014

ROLLITOS DE PUERRO


INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS:

4 puerros, 8 hojas de pasta brick, tomate natural, 2 dientes de ajo, tabasco, 24 avellanas, aceite de oliva, sal, 2 cebollas rojas, unos dados de queso cremoso,2 cucharas de azúcar moreno, 1 vaso pequeño de vino tinto.


PREPARACIÓN:

Limpiamos el puerro quitándole la primera capa, cortamos la punta más verde y la reservamos para hacer caldo. Le hacemos al puerro un corte en cruz para limpiarlo bien de tierra que pudiera tener, lo cortamos por la mitad. Ponemos al fuego una cazuela con agua y sal, cuando este hirviendo incorporamos los puerros y los cocemos hasta que estén tiernos. Escurrimos para que pierdan todo su agua. "Si queremos podemos reservar el agua de cocer los puerros para un caldo de verduras al que le podemos incorporar una zanahoria, un trozo de apio, una patata, unas judías, y cualquier verdura que os guste cortada muy pequeña con un poco de aceite de oliva, dejamos cocer hasta que estén tiernas y rectificamos de sal".
Ponemos en la picadora los dos dientes de ajo pelados y cortados en trozos, las avellanas y picamos hasta que nos quede molido, incorporamos unas 4 cucharadas de tomate natural triturado o un tomate sin piel y semillas, una pizca de sal y un par de cucharas de aceite de oliva, volvemos a triturar, añadimos unas gotas de tabasco si os gusta el toque picante y mezclamos. Reservamos.
Extendemos las hojas de pasta brick y las pintamos ligeramente con aceite para poder doblarlas sin que se rompan, ponemos en cada una un trozo de puerro, unos dados de queso cremoso ( blando, que pueda fundirse) y un poco de la salsa que hemos preparado, enrollamos metiendo las puntas hacia dentro para que no perdamos el relleno.
Ponemos en la bandeja de horno una hoja de papel para hornear y colocamos los rollitos.
Pre-calentamos el horno a 190 grados y horneamos durante 25-30 minutos hasta que estén dorados y crujientes.
Mientras se hornean los rollitos, preparamos la cebolla. Pelamos y cortamos en juliana la cebolla, colocamos una sartén al fuego con un par de cucharadas de aceite de oliva, cuando este caliente incorporamos la cebolla y salpimentamos para que pierda todo el agua y empiece a pochar más rápido, vamos rehogando a fuego bajo durante unos 10 minutos removiendo de vez en cuando para que no se nos dore pero vaya reblandeciendo, incorporamos el azúcar y mezclamos, añadimos el vino tinto, volvemos a mezclar y cocinamos hasta que pierda el alcohol y nos quede la cebolla como el caramelo.
Cuando lo tengamos todo listo, servimos en los platos colocando en el fondo una tira de cebolla caramelizada y los rollitos cortados al bies.

El puerro es una hortaliza rica en elementos sulfurosos, en especial la alicina, las cuales le otorgan las propiedades anti-bacterianas. Son un buen antibiótico natural, adecuado para eliminar los microorganismos intestinales causantes de enfermedades intestinales. Ayuda a mejorar la circulación sanguínea, por lo que consumir puerros es muy adecuado para prevenir enfermedades circulatorias.
Es rico en cinc, lo que contribuye a luchar contra la degeneración de las paredes de las arterias, lo cual lo convierte en un alimento muy adecuado en la prevención de enfermedades como arteriosclerosis o las varices.