Páginas

jueves, 3 de julio de 2014

POLLO AL VINAGRE

INGREDIENTES:

4 cuartos de pollo, 2 cebollas, 4 dientes de ajo, 2 hojas de laurel, 1 pimiento rojo, 150 ml de vinagre de jerez, 80 mil de vino blanco, 1 cucharada de tomate concentrado, 1 cuchara de harina, 1 cuchara de mostaza de Dijon, 200 ml de nata liquida, sal, pimienta, aceite de oliva.

PREPARACIÓN:


Le quitamos la piel al pollo y cortamos en tres trozos la pechuga y en dos el muslo. Salpimentamos y reservar.
Pelamos las cebollas y las cortamos en trozos grandes, lavamos el pimiento y lo cortados en tiras, reservamos.
Colocamos una cazuela al fuego con tres cucharadas de aceite, cuando este caliente vamos dorando el pollo por todos los lados, retiramos a una fuente, incorporamos las hojas de laurel y la cebolla con una pizca de sal, rehogamos para que recoja todo los sabores que nos ha dejado en la cazuela. Añadimos los dientes de ajo enteros y sin pelar, los pimientos cortados en tiras y rehogamos unos dos minutos para que el pimiento se empiece a reblandecer, volvemos a introducir el pollo y rehogamos todo junto, removemos, tapamos la cazuela y cocinamos a fuego medio durante unos 15 minutos. Incorporamos la mitad del vinagre y continuamos cocinando con la cazuela medio tapada para que evapore este, otros 15 minutos
Mientras en un bol mezclamos el vino blanco con la harina, después cuando la tengamos bien disuelta añadimos el tomate concentrado y la mostaza, batimos bien. Reservamos.
Cuando haya transcurrido unos 30 minutos de la cocción del pollo incorporamos el resto del vinagre y reducimos a fuego fuerte, añadimos la preparación que hemos hecho y un poco de agua si hiciese falta,mezclamos bien todos los ingredientes y cocinamos unos 10 minutos más, por último añadimos la nata, removemos para repartirla bien, mantenemos al fuego un par de minutos y ya podemos apartar.
Servimos el pollo con la salsa por encima, con la verduras y los ajos.

El pollo es una carne blanca con muy pocas calorías ya que la grasa se acumula en la piel que es lo que retiramos en nuestra receta. Es una fuente de proteínas, una alternativa económica y un elemento básico en la dieta de todo el mundo.