Páginas

sábado, 30 de noviembre de 2013


CREMA DE ACELGAS Y HABAS


INGREDIENTES PAR 4 PERSONAS:

1 manojo de acelgas, 250 gr de habas, 1 cebolla, 2 dientes de ajo, sal, pimienta, aceite de oliva, caldo (1/2 puerro, 1 zanahoria, 1 rama de perejil, 1 carcasa de pollo).

PREPARACIÓN:

Lo primero que tenemos que hacer es preparar un poco de caldo, para ello ponemos en una olla la carcasa de pollo, el puerro cortado por la mitad, la rama de perejil y la zanahoria cortada, cubrimos con agua y tapamos la olla, dejamos cocer hasta que tengamos el caldo listo.
Mientras se va haciendo el caldo, lavamos las acelgas y las cortamos, reservando algunas hojas enteras para la decoración del plato. Pelamos y picamos la cebolla, pelamos los dientes de ajo y los partimos por la mitad.
Ponemos una cazuela al fuego con 3 cucharadas de aceite de oliva y rehogamos la cebolla con un diente de ajo,salpimentamos, cuando empiece a tomar color incorporamos las habas que pueden ser perfectamente congeladas aunque las tendremos que sacar del congelador con un poco de tiempo para que no estén tan frías, las salteamos con la cebolla e incorporamos las acelgas picadas, reservando las hojas enteras, volvemos a salpimentar las verduras. Salteamos y añadimos el caldo colado. Cocemos a fuego suave durante 30 minutos hasta que las verduras estén tiernas. Rectificamos de sal y pimienta si hiciese falta y trituramos hasta que nos quede una crema fina.
En una sartén con un poco de aceite doramos el diente de ajo laminado, retiramos y doramos con cuidado las hojas de acelgas con una pizca de sal por ambos lados. Escurrimos sobre papel absorbente.
Servimos la crema con las hojas de acelgas doradas y crujientes.

Un plato lleno de vitaminas y minerales que nos aportan las verduras indispensables en una buena dieta mediterránea. Las acelgas que nos ayudan a fortalecer el sistema inmunológico frente a enfermedades infecciosas del sistema respiratorio como los resfriados, las anginas... muy comunes en la estación del año que nos encontramos. Las habas por su parte nos proporcionan además de las vitaminas y minerales, hidratos de carbono, nos ayuda a eliminar las grasas de las arterias, disminuyendo de este modo el colesterol.