Páginas

lunes, 13 de mayo de 2013

 VOLCÁN DE PIMIENTOS

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS:

4 pimientos redondos, 600 gr de carne de ternera picada, 4 dientes de ajo, 50 gr de queso roquefort, queso mozzarella, 500 gr de tomate natural (lata), 2 cebollas, 5 patatas,1/2 vaso de vino blanco, sal, pimienta negra, aceite de oliva,2 ñoras.

PREPARACIÓN:

Lavamos los pimientos y los ponemos en una fuente para el horno, espolvoreamos con sal y un chorro de aceite de oliva. Horneamos con el horno siempre pre-calentado a 190 grados  hasta que tengamos los pimientos tiernos pero enteros. Sacamos y reservamos .
Picamos la cebolla y dos dientes de ajo. Ponemos una sartén al fuego y cuando este caliente añadimos una cucharada de aceite de oliva, incorporamos la cebolla picada, le damos unas vueltas y añadimos el ajo picado. Rehogamos hasta que la cebolla este dorada, momento en el que incorporamos la carne picada, la removemos continuamente para que quede suelta, salpimentamos y cocinamos por un espacio de 10 minutos máximo, cuando este acabando la cocción añadimos el queso roquefort en trozos y mezclamos hasta que se deshaga. Apartamos y reservamos.
Abrimos el pimiento con cuidado de no romperlo y le quitamos las simientes y el jugo que contengan en el interior. Rellenamos con el preparado anterior y cubrimos con queso mozzarella cortado con las manos. Ponemos los pimiento en una bandeja de horno untada con aceite de oliva para evitar que se peguen. Horneamos a 190 grados unos 15 minutos hasta que el queso este fundido.
Preparamos la salsa de tomate, picamos la cebolla y cortamos en laminas los dos dientes de ajo. Ponemos en una sartén dos cucharadas de aceite de oliva y pochamos la cebolla con los ajos en laminas, sazonamos. Incorporamos el tomate triturado que puede ser en lata siempre que sea tomate natural y la carne de 2 ñoras, mezclamos y le añadimos una cucharadita de azúcar para contrarrestar la acidez del tomate, salpimentamos y cocinamos a fuego lento unos 15 minutos.
Lavamos las patatas y las ponemos a cocer en agua con sal. Cuando estén cocidas lo cual lo sabremos pinchando la patata y si esta se desprende fácilmente ya la tendremos lista. Escurrimos, pelamos y chafamos con un tenedor, salpimentamos, añadimos un poco de nuez moscada y le incorporamos un poco de aceite de oliva. Mezclamos.
Servimos utilizando el puré de patata como volcán donde colocaremos el pimiento y así evitaremos de que se vuelque, colocamos el pimiento con su tapa  y rodeamos con salsa de tomate. Servir bien caliente.

Cuando vayamos a comprar pimientos tenemos que escoger los que tengan la carne dura, brillante, lisa y que sean pesados.
Los pimientos poseen gran cantidad de vitaminas y ácido fólico, lo que lo convierte en una fuente importante de antioxidantes. Su alto contenido en vitamina C a veces puede ser superior que algunas frutas como la naranja. Posee también gran cantidad de minerales como el potasio, fósforo, magnesio y calcio.