Páginas

viernes, 21 de junio de 2013

MAGDALENAS CON CREMA DE NARANJA
 Y CHOCOLATE

INGREDIENTES:

2 huevos, 125 ml de aceite de oliva, 225 gr de azúcar, 125 ml de leche, 270 gr de harina, 1 sobre de levadura, 40 gr de chocolate, 1 copita de licor de naranja, el zumo de 2 naranjas, 1 cucharita de harina de maíz, una cucharita de bicarbonato.

PREPARACIÓN:

Ponemos en un bol grande las dos yemas de huevo y el azúcar, batimos. Añadimos la leche, el aceite y mezclamos. Vamos incorporando la harina tamizada con la levadura y mezclamos continuamente. Añadimos una cucharita de bicarbonato y volvemos a  mezclar. Cuando lo tengamos todo bien ligado reservamos.
Batimos las claras a punto de nieve con una pizca de sal. Añadimos las claras montadas a la mezcla preparada anteriormente con movimientos embolventes para que quede esponjosa.
Podemos añadir un par de cucharadas de extracto de vainilla para darle un toque especial.
Separamos la masa en dos.
Fundimos el chocolate con una cucharada de leche en el microondas unos 20-30 segundos. Sacamos y removemos para disolver bien el chocolate.
En una de las masas añadimos el chocolate fundido y mezclamos.
Ponemos en un cazo pequeño el licor de naranja, el zumo de naranja, un par de cucharadas de azúcar y dejamos que reduzca a fuego bajo, añadimos una cucharita de harina de maíz , disolvemos y resevamos en cuando empieza a espesar.
Ponemos en un molde unas capsulas para magdalenas y rellenamos con una cucharada de la masa sin chocolate y añadimos una cucharada de crema de naranja, volvemos a poner otra cucharada de masa, importante: no tenemos que rellenar más de dos tercios porque ésta aumenta considerablemente de tamaño.
Las otras cápsulas de magdalenas las rellenamos con la masa de chocolate , las dos terceras partes para que cuando suba no se desborde.
Introducimos en el horno pre-calentado a 180 grados durante 12-15 minutos.
Si tenemos que hacer varias tandas, tener en cuaenta que el tiempo de cocción puede disminuir porque el horno ya estará muy caliente.
Sacamos del horno y dejamos enfriar encima de una rejilla.

Las magdalenas que son rellenas de crema mejor guardarlas en el frigorífico porque ahora con el calor la crema puede fermentar. Si os pasa como a nosotros, en casa no durarán más de un día.