Páginas

miércoles, 19 de febrero de 2014


CHULETAS DE AGUJA CON

 CREMA DE CEBOLLA

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS:


 4 chuletas, 3 dientes de ajo, 1 cuchara de hiervas provenzales, 1 cuchara de domino, 1 cuchara de pimentón, vino tinto, sal, pimienta, aceite de oliva virgen, 2 cebollas, 4 tomates, aceitunas negras sin hueso, pan rallado, 1 cucharada de azúcar moreno.


PREPARACIÓN:

 Ponemos en el mortero los dientes de ajo, las hiervas, el comino, el pimentón y picamos. Añadimos un buen chorro de aceite de oliva y unas 3 cucharadas de vino tinto.
 Salpimentamos las chuletas y las pintamos con el macerado, las dejamos reposar unas 3 horas.
Preparamos la crema de cebolla, para ello, pelamos y picamos a groso modo las dos cebollas, ponemos una sartén al fuego, cuando este caliente añadimos un par de cucharadas de aceite y las cebollas, incorporamos un diente de ajo prensado, un poco de sal para que las cebollas suden y pochamos hasta que queden transparentes.
 Incorporamos a las cebollas pochadas un poco de pimienta y una cucharada de azúcar moreno, mezclamos bien y dejamos que las cebollas tomen color, incorporamos medio vaso de vino tinto y dejamos reducir. Retiramos del fuego y trituramos.
 Lavamos los tomates y les quitamos la tapa, vaciamos el interior, picamos y añadimos unas aceitunas negras picadas, salpimentamos, regamos con un hilo de aceite de oliva virgen y vinagre de Modena, incorporamos pan rallado y mezclamos, rellenamos los tomates y cubrimos con la tapa, introducimos en el horno pre-calentado a 190 grados durante 15-20 minutos.
Colocamos las chuletas en la bandeja de horno con la marinada, introducimos con el horno pre-calentado a 200 grados durante 50-60 minutos.
Servimos las chuletas con la crema de cebolla y el tomate relleno.

Estas chuletas son ese producto que podemos encontrar económico y que por ello no dejan de ser increíblemente bueno, tanto por su calidad como por los nutrientes que nos aportan. Estas chuletas son tiernas y jugosas llenas de vitaminas B1 que ayudan a superar el estrés y la depresión, recomendable durante los periodos de lactancia y embarazo. Entre otros nutrientes que posee las chuletas de cerdo están las proteínas, el calcio, el potasio, el yodo, el magnesio... todos ellos necesarios para el buen funcionamiento de nuestro organismo.