Páginas

viernes, 14 de marzo de 2014


CALABACINES RELLENOS

 DE ARROZ Y QUESO

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS:

2 o 3 calabacines, 100 gr de arroz vaporizado, 50 gr de queso gorgonzola, queso rallado, 1 zanahoria, sal, pimienta, nuez moscada, 2 cucharas de harina,
15 gr de mantequilla, un vaso de leche, aceite de oliva virgen.

PREPARACIÓN:

Lo primero de todo es cocer el arroz, con una hoja de laurel, sal y unos 6 dientes de ajo con piel cortados en dos. Escurrimos y reservamos.
Cortamos el calabacín en cilindros y los vaciamos. Ponemos una cazuela con agua y sal, cuando este hirviendo cocemos los cilindros y el calabacín que le hemos sacado. Nos tiene que quedar al dente, lo que en cinco minutos lo tendremos cocido, pero tenemos que tener en cuenta que la carne del calabacín se cocerá antes ya que son trozos más pequeños, lo que tendremos que sacarlos antes con un minuto habrá suficiente.
Pelamos y picamos finamente una cebolla y la ponemos a pochar en una sartén con una cucharada de aceite, antes de que tome color incorporamos la zanahoria picada . Salpimentamos , incorporamos la carne de calabacín y rehogamos hasta que quede prácticamente deshecha, momento en el que incorporamos el arroz, salteamos y añadimos el queso gorgonzola, y rehogamos hasta que el queso impregne todo el arroz, rectificamos de sal si hiciese falta y añadimos un poco de nuez moscada mezclamos y retiramos del fuego. Dejamos enfriar un poco antes de rellenar.
Colocamos los cilindros en una fuente para horno untada con aceite de oliva y rellenamos con la farsa que hemos preparado.
Ponemos un cazo al fuego con una cucharada de aceite de oliva y doramos una cucharada de harina, vamos añadiendo leche y removiendo continuamente hasta conseguir la cantidad que deseemos. Salpimentamos e incorporamos un poco de nuez moscada, mezclamos bien y retiramos del fuego.
Cubrimos los cilindros de calabacín con la bechamel y espolvoreamos con queso rallado.
Pre-calentamos el horno a 190 grados y horneamos los cilindros de calabacín hasta que estén dorados unos 15-20 minutos.

Un plato donde agrupamos los hidratos de carbono que nos aporta el arroz con las vitaminas y minerales de la verdura más el calcio del queso. Para completar el menú, nada mejor que un pescado o carne y un postre a base de fruta.