Páginas

miércoles, 22 de mayo de 2013


RISOTTO DE CHAMPIÑONES                                   



INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS.

280 gr de arroz bomba, 300 gr de champiñones, 1 cebolla, 1 cebolleta, perejil, 3 dientes de ajo, sal,pimienta, aceite de oliva, 100 gr de queso parmesano, 20 gr de mantequilla.

PREPARACIÓN:

Ponemos en una olla pequeña o cazuela agua, unas ramas de perejil y una cebolleta, llevamos a ebullición con un poco de sal o una pastilla de caldo de verduras, a gusto de cada uno.Mantenemos el caldo caliente para bañar nuestro arroz.
Preparamos un aceite de perejil: ponemos dos dientes de ajo en un baso de batidora y un manojo de perejil, añadimos unas 5 cucharadas de aceite de oliva y trituramos. Reservamos.
Limpiamos los champiñones y los cortamos en laminas. Picamos la cebolla y un diente de ajo. Ponemos una paellera con dos cucharadas de aceite de oliva y cuando este caliente añadimos la cebolla picada, pochamos ligeramente y añadimos el diente de ajo, cuando hayamos rehogado la cebolla con el ajo, subimos el fuego y agregamos los champiñones laminados, rehogamos y salpimentamos.Volvemos a bajar el fuego y agregamos el arroz, mezclamos para que los sabores impregnen el arroz y regamos con el caldo, tenemos que tener en cuenta que para un risotto necesitaremos tres medidas de caldo por una de arroz. Para que os salga bien ponemos en un bol el arroz, como hemos dicho unos 280 gr , es decir unos 70 gr por persona, y utilizamos el mismo bol para medir el caldo, tres unidades por una de arroz.Dejamos el arroz que se vaya haciendo unos 18 minutos dándoles vueltas de vez en cuando para que vaya soltando su almidón, pasado los 18 minutos añadimos el queso rallado y mezclamos. Apagamos el fuego y añadimos un trozo de mantequilla, mezclamos para que se funda e incorpore bien y ya podremos emplatar.
Para emplatar podemos utilizar un aro que rellenaremos con el arroz, añadimos alrededor del risotto un poco del aceite que hemos preparado y unas gotas encima de éste.

El arroz es una fuente de energía muy importante a base de hidratos de carbono necesarios para el funcionamiento diario de nuestro organismo. Este cereal contiene una cantidad muy baja de sodio, lo que ayuda a controlar la presión arterial. Posee gran cantidad de fibra que ayuda al crecimiento de las bacterias beneficiosas que mejoran la digestión y regularizan el movimiento intestinal.