Páginas

viernes, 24 de mayo de 2013

TEXTURAS DE MANZANAS

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS:

6 manzanas, 1 limón, una nuez de mantequilla, azúcar.

PREPARACIÓN:

Lavamos una manzana y la cortamos en laminas muy finas con un mandolina. Las ponemos en una bandeja de horno con papel de hornear separadas unas de otras y las introducimos en el horno a 80-90 grados durante 1 hora hasta que tengamos las laminas de manzana crujientes. Cuando las tengamos sacamos y despegamos del papel antes de que se enfríen para que no se rompan. Ponerlas en un sitio que no tengan humedad para que mantengan su textura crujiente.
Lavamos dos manzanas, las descorazonamos y las colocamos en una fuente para el horno, espolvoreamos con azúcar y horneamos a 180 grados durante 20 minutos hasta que estén asadas. Sacamos del horno, las pelamos y machacamos con un tenedor.
Pelamos y cortamos en dados una manzana. Ponemos una sartén al fuego con una nuez de mantequilla y la manzana cortada en dados, espolvoreamos con azúcar y caramelizamos a fuego medio hasta que estén dorados los trozos.
Pelamos y cortamos en trozos dos manzanas y las colocamos en un cazo con el zumo de un limón y 40 gr de azúcar. Cocinamos a fuego lento hasta que la manzana tenga una textura de compota. Retiramos del fuego y trituramos.
Ahora empezamos a montar el plato. Ponemos en el fondo del plato un poco de compota de manzana asada  para que cuando montemos los crujientes no se muevan. Colocamos una lamina del crujiente de manzana, cubrimos con la compota ácida, colocamos otra lamina de crujiente y compota de manzana asada, y así hasta que acabemos con crujientes de manzana, podemos aprovechar las laminas de crujiente que se hayan roto para decorar al final. Espolvoreamos con azúcar glas.

Dependiendo de lo dulce que os guste podemos echar más o menos azúcar.
La manzana es una fruta rica en vitaminas y minerales lo que la convierte en una de las más beneficiosas  para la salud.