Páginas

domingo, 9 de febrero de 2014


PASTEL DE QUESO FRESCO Y FRESA


INGREDIENTES:

500 ml de nata, 250 de queso fresco, 4 cucharadas de azúcar, 6 hojas de gelatina, 200 gr de fresas, medio paquete de galletas, 100 gr de mantequilla.

PREPARACIÓN:

Ponemos en remojo las hojas de gelatina. En un cazo ponemos una tercera parte de la nata con el azúcar y el queso, cuando este caliente retiramos y añadimos la gelatina escurrida, mezclamos.
Montamos el resto de la nata y mezclamos con el queso.
Picamos las galletas y las mezclamos con la mantequilla empomada (blanda). Forramos el molde de la tarta con la mezcla de las galletas, pero solo el fondo, no las paredes. Cortamos unas fresas en laminas y las colocamos encima de las galletas,incorporamos la mezcla del queso y la nata encima de las fresas, repartiéndolo bien por toda la base y ponemos a enfriar unas 3-4 horas, si no tenemos tiempo podemos introducir la tarta en el congelador y en menos de una hora estará lista.
Cortamos el resto de las fresas en laminas, sacamos la tarta de la nevera y las repartimos por toda la superficie.
La dejamos unos minutos en la nevera, y si no la abordan antes, ya la tendremos lista, para servir.










Una mezcla que siempre triunfa, queso, nata y fresas, con una textura suave del queso en este caso un queso fresco mucho más ligero y menos graso, con la acidez de las fresas. Una fruta con gran cantidad de vitamina C, contribuye a reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Y tanto el queso como la nata contienen gran cantidad de calcio esencial para nuestros huesos y dientes.