Páginas

jueves, 6 de marzo de 2014

PASTEL DE JUDÍAS VERDES Y ZANAHORIA

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS:

400 gr de judías, 200 gr de zanahorias, 2 huevos, 100 ml de leche, sal, pimienta, jengibre en polvo, queso azul, nata , vino blanco.

PREPARACIÓN:

Limpiamos las judías quitándoles las puntas y las lavamos. Pelamos las zanahorias y las cortamos en trozos.
Ponemos una cazuela al fuego con agua y sal,cuando este hirviendo incorporamos las judías y las zanahorias y las dejamos cocer, las judías sobre unos 10 minutos desde que empieza a hervir de nuevo, sacamos las judías y dejamos que sigan cociendo las zanahorias hasta que estén tiernas.
Trituramos las zanahorias con un poco del agua de la cocción. Batimos dos huevos a los que les añadiremos un poco de sal, pimienta, jengibre en polvo, la cantidad que deseemos, pero sin pasarnos ya que no queremos que solo tenga sabor a jengibre, cuando lo tengamos bien batido añadimos el puré de las zanahorias, mezclamos con la leche, reservamos.
Pintamos un molde para el horno con aceite de oliva y espolvoreamos con pan rallado. Cubrimos el fondo con un poco de la mezcla de huevos y zanahoria, incorporamos las judías  repartiéndolas por toda la superficie, añadimos más crema de huevos y zanahoria, volvemos a colocar más judías y así hasta acabar con todos los ingredientes pero acabando con los huevos y zanahoria.
Pre-calentamos el horno a 200 grados, introducimos un molde con agua para que se vaya calentando. Cuando este caliente introducimos el molde del plum cake y cocinamos al baño maría durante 35 minutos hasta que este cocido, comprobamos pinchando en el centro, si sale la aguja limpia lo tendremos listo.
Preparamos la salsa, ponemos en un cazo, una cebolleta picada con una pizca de sal, cuando transparente incorporamos el queso, removemos para que se vaya deshaciendo, añadimos 1/2 vaso de vino blanco, cuando evapore el alcohol añadimos un vaso mitad leche mitad nata dejamos cocinar a fuego medio durante unos 5 minutos.
Desmoldamos el pastel de verduras y lo cortamos en trozos. Servimos un par de trozos por persona con un poco de salsa de queso.

Las verduras son imprescindibles en una dieta mediterránea y en nuestra mesa nunca deben faltar, esta forma es deliciosa y hasta a los niños que más protestan seguro que les gustara. 
Son ricas en vitaminas y minerales indispensables para nuestro organismo, tanto las judías como las zanahorias poseen betacarotenos que desempeña un papel fundamental en la salud  de la piel, la vista y en el control del desarrollo de células cancerosas. Las judías son ricas en fibra lo que ayuda al transito intestinal, previniendo el estreñimiento.