Páginas

domingo, 6 de abril de 2014

 CALABACIN RELLENO DE TERNERA Y QUESO ROQUEFORT

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS:

4 calabacines redondos, 400 gr de ternera picada, 3 patatas, 1 zanahoria, 1 cebolla, 2 dientes de ajo, 50 gr de queso roquefort, pimiento  rojo asado (en lata),sal, pimienta, aceite de oliva virgen extra, mantequilla, harina,1 huevo, pan rallado, vino blanco.


PREPARACIÓN:

Lo primero que haremos sera poner a cocer las patatas, para ello ponemos una cazuela al fuego con agua y sal, mientras pelamos las patatas y sacamos una bolas con un saca-bolas o si no tenemos las picamos en cuadrados pequeños. Ponemos a cocer las bolas de patatas y los restos que nos quedan de ellas para hacer el puré. Cuando este casi cocidas, sacamos las bolas de patatas y dejamos el resto que acabe de cocer. 
Lavamos los calabacines y les cortamos la tapa. reservarla. Vaciar los calabacines con un saca-bolas si tenéis o con una cucharadita.
Ponemos una cazuela con agua y sal, cuando este hirviendo incorporamos los calabacines y las tapas y cocemos hasta que estén al-dentes, es decir, blandos pero enteros. Damos un pequeño hervor a la carne del calabacin y escurrimos al igual que los calabacines, colocándolos boca a bajo para que escurran todo el agua.
Pelamos y picamos muy pequeña la zanahoria y la cebolla. Hacemos lo mismo con los ajos.
Ponemos una sartñen al fuego, cuando este caliente incorporamos un par de cucharada de aceite de oliva, añadimos la cebolla y pochamos con el ajo picado. Incorporamos la zanahoria y rehogamos, salpimentamos, cuando la zanahoria empiece a estar tierna, cosa que no tardara mucho, incorporamos los calabacines, reservando algunos que nos servirá para terminar el plato, y rehogamos, añadimos la carne picada, salpimentamos y rehogamos hasta que la carne tome color. Subimos la fuego y añadimos un vaso pequeño de vino blanco, dejamos que evapore le alcohol e incorporamos el queso, reservando unos trozos, rehogamos hasta que se deshaga.
Dejamos templar y rellenamos los calabacines solo hasta la mitad, colocamos un trozo de queso en cada uno y acabamos de rellenar. Colocamos los calabacines en una fuente para el horno, ponemos encima de cada uno un trozo más de queso y cubrimos con la tapa.
Pre-calentamos el horno a 200 grados y horneamos unos 30 minutos.
Mientras preparamos la salsa, picamos un par de pimientos en lata. Ponemos una cazuela pequeña al fuego y cuando este caliente incorporamos una cucharada de aceite de oliva y los pimientos picados, sazonamos y salteamos. Dejamos cocinar a fuego medio durante unos cinco minutos, incorporamos medio vaso pequeño de vino blanco, dejamos que evapore el alcohol e incorporamos unos 100 ml de nata, damos un pequeño hervor y retiramos del fuego. Trituramos hasta que nos quede muy fina. Rectificamos de sal si hiciese falta.
Ponemos aceite en una sartén o cazo, suficiente para freír, cuando este bien caliente incorporamos las bolas de patatas y las acabamos de hacer hasta que estén doradas. Escurrimos bien y sazonamos.
El resto de patatas las escurrimos y chafamos, salpimentamos e incorporamos un poco de mantequilla y nuez moscada, mezclamos bien, la mantequilla no hace falta que este muy blanda ya que si hacemos esto tal cual sale del fuego al estar las patatas calientes esta se fundirá rápidamente,eso si, la mantequilla hay que cortarla en trozos pequeños.
Salteamos con un poco de mantequilla en una sartén las bolas de calabacin con un poco de sal hasta que nos queden ligeramente doradas.
Servimos los calabacines  que los regaremos por encima con el jugo que nos deje en la bandeja,sobre un poco de puré de patatas que nos ayudara a que se mantenga y no se vuelquen, servimos un poco de salsa y las bolas de patata y calabacin.
Seguro que nos sobrara relleno, así que aquí va otra receta, CROQUETAS DE TERNERA Y VERDURAS CON QUESO, para esto es tan sencillo como poner a calentar la sartén donde a quedado el resto del relleno, cuando empiece a estar caliente incorporamos un par de cucharadas de harina y la tostamos si vemos que hace falta incorporar un poco más de harina lo vamos haciendo paulatinamente hasta que nos quede el relleno más compacto pero sin ser muy espeso, para conseguir unas croquetas suaves y ligeras. Dejamos enfriar. 
Ponemos en un plato un huevo batido con un poco de sal y leche. En otro plato ponemos harina y en otro pan rallado.
Formamos las croquetas con la ayuda de dos cucharas, las vamos pasando primero por harina, después por el huevo y por ultimo por el pan rallado.
Ponemos una sartén al fuego con aceite o mejor aun utilizamos la misma que la de hacer las patatas. Doramos y escurrimos sobre papel de cocina.
Como podéis comprobar no hay foto, se las comieron antes de poder hacerla, se ve que salieron muy ricas.

Un plato completo en el que la ternera nos aportan las proteínas y las verduras las vitaminas y minerales todos ellos necesarios para mantener la salud de nuestro organismo.