Páginas

lunes, 28 de abril de 2014

                                                        ALBÓNDIGAS DE CONEJO
 


INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS:

1 conejo entero o 4 muslos, 1 cebolleta, 3 dientes de ajo, 1 cebolla, 1 pimiento verde, 1/2 pimiento rojo, 200 gr de tomate rallado, 1 huevo, 12 aceitunas verdes, perejil, 1 vaso pequeño de vino blanco, harina, sal, pimienta, azúcar, aceite de oliva virgen.

PREPARACIÓN:

Lo primero de todo es deshuesar el conejo, aprovechamos los huesos para hacer un fumet. Cuando lo tengamos deshuesado lo picamos con la picadora y reservamos en un bol.
Lo siguiente ha hacer es poner en una cazuela ponemos los huesos del conejo, cubrimos de agua, sazonamos e incorporamos el tallo de la cebolleta y una rama de perejil. Cocemos a fuego bajo durante 45 minutos.
En la misma picadora donde hemos trinchado la carne, incorporamos una cebolleta cortada en trozos para que sea más fácil picarla, dos dientes de ajo y picamos, sin sacarlo todavía incorporamos el huevo, el perejil en trozos más pequeños y las aceitunas, volvemos a picar. Cuando lo tengamos se lo añadimos a la carne picada, mezclamos con un poco de sal y pimienta. Reservamos.
Formamos las albóndigas mojandonos las manos para que no se nos peque y las pasamos por harina. Ponemos una cazuela grande al fuego con aceite de oliva, solo cubrimos el fondo de la cazuela, cuando tengamos el aceite caliente vamos dorando las albóndiga y las vamos retirando. Mientras doramos las albóndigas, picamos la cebolla y los pimientos muy pequeños. Pelamos el diente de ajo y lo cortamos por la mitad. Rallamos los tomates.
Cuando tengamos las albóndigas doradas y las hemos retirado, incorporamos a la cazuela la cebolla, removemos para recoger todo lo que ha quedado en el fondo de esta, añadimos los pimientos y el diente de ajo , sazonamos y pochamos las verduras hasta que nos queden caramelizadas, momento en el que añadimos el tomate, removemos e incorporamos un poco de azúcar para la acidez y un poco de sal, cocinamos a fuego lento hasta que nos quede más espesa la salsa. Trituramos. Añadimos las albóndigas a la cazuela con el vino blanco, subimos el fuego y dejamos evaporar el alcohol, añadimos  un poco del fumet del conejo y una rama de romero, dejamos cocinar a fuego lento durante unos 15 minutos.
Servimos las albóndigas con un poco de perejil picado.

La carne de conejo, es una carne blanca con muy poca cantidad de grasa por lo que es muy recomendable en dietas de adelgazamiento. Posee gran cantidad de vitamina B12, recomendada durante el embarazo y la lactancia, al igual que para aquellas personas con problemas estomacales. Tiene un bajo contenido en sodio, siendo muy recomendable para las personas con hipertensión.