Páginas

domingo, 27 de abril de 2014

ZANAHORIAS ENCURTIDAS

INGREDIENTES:

1 kg de zanahorias, orégano, sal, vinagre de vino blanco, agua

PREPARACIÓN:

Pelamos y cortamos las zanahorias en rodajas ni muy finas ni muy gruesas. Las colocamos en una cazuela cubiertas de agua, sazonamos. Las ponemos al fuego y cocemos hasta que estén tiernas.
Cuando las tengamos cocidas, las dejamos enfriar un poco, las colocamos en un tupperware  con algo menos de la mitad del agua de la cocción, espolvoreamos con bastante orégano y cubrimos con vinagre. Dejamos enfriar antes de consumirlas, mejor como mínimo un día.
Se conservan perfectamente más de una semana, ¡si es que quedan!.

Las zanahorias son esas verduras tan sencillas y deliciosas por si mismas que podemos consumirlas crudas o cocidas en cremas, como guarnición de carnes o pescados, cocidas acompañando una verdura...
Son ricas en carotenos que nuestro hígado transforma en vitamina A, entre ello destaca el betacaroteno, con propiedades antioxidantes que previene la aparición de ciertos canceres, también favorecen el buena salud visual, del sistema cardiovascular y de la piel.
Son una fuente de calcio y ácido fólico muy adecuada durante el embarazo.